El autocontrol y conocimiento de sí mismo, factores para un mejor desempeño en el trabajo

 

20111109-150109.jpg

Un mal manejo de conflictos en el trabajo puede provocar bajo rendimiento, accidentes y ausentismo. Por el contrario, el manejo positivo conlleva mayor concentración y ánimo, afirmaron Luis Pereira Ortega, Yesica Mayela Raudales Leyva y Norma Alicia Zapata Hernández, participantes en la Semana de Psicología.

Ante el público que se dio cita en la sala de videoconferencias de la Unidad Académica de Psicología, los expositores –que son estudiantes del quinto semestre del Área Laboral– ofrecieron la conferencia “Manejo Positivo de Conflictos en el Área Laboral”, precisando que el conflicto es la pérdida de equilibrio en el orden y en la forma de sucesión de los acontecimientos.

Luego de expresar que el conflicto es parte de la vida cotidiana, ya que donde haya más de dos personas lo puede haber, señalaron que para revolverlo satisfactoriamente está el “manejo positivo de conflicto”, que se puede realizar en los ámbitos legales, trabajo, sociedad, familia, amigos, escuela, etc. Lo anterior conllevará beneficios extras, sobre todo de tipo orgánico, como mayor concentración y ánimo, además de evitar dolores de cabeza.

En caso de no tener un manejo adecuado de los conflictos –prosiguieron– los síntomas que se pueden presentar son: bajo rendimiento, accidentes, rotación de personal y ausentismo, entre otros. Mientras que las consecuencias de un mal abordaje de los conflictos están: el estrés, cefaleas, gastritis, colitis, ulceras gástricas etc.

Los estudiantes expusieron que existen factores que propician los conflictos: la personalidad, los roles y los valores, así como algunas patologías o trastornos como del sueño, el estrés y la depresión. Otro factor es la “comunicación no asertiva”, en la que se dicen las cosas de manera agresiva, se disfrazan intenciones, o se utiliza la manipulación, el chantaje o el acoso.

Para hacer un adecuado manejo de los conflictos –comentaron– se requieren herramientas psicosociales, como la empatía, la creatividad, la negociación, la detección y manejo de la emoción, la comunicación asertiva, la inteligencia y el conocimiento de las diferencias personales.

Los expositores concluyeron que los factores para un mejor desempeño laboral son: La vigilancia del propio comportamiento, el tomar riesgos, la búsqueda de emociones, el optimismo, el conocimiento de sí mismo, el autocontrol, la sensibilidad social, el manejo de las relaciones y el acercamiento, además de la extraversión (tendencia de una persona sociable a comunicar sentimientos), la afabilidad y la escrupulosidad.

 
 
 
 

Sin comentarios

 

Puedes ser el primero en dejar uno.

 

Deja un comentario

 




XHTML: Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>